Proyecto Transición Energética inicia estudio de “Penetración Fotovoltaica Admisible en las Redes de Distribución de República Dominicana”

Durante la última década, la generación distribuida (GD) fotovoltaica ha experimentado un crecimiento exponencial en la República Dominicana. En el año 2012 se contaba con una potencia instalada de 1.5MW para un total de 112 usuarios. Para el 2018, estos números habían aumentado a 3,500 usuarios con una potencia instalada de 93 MW. Hoy, la potencia instalada es de más de 120 MW. Este rápido incremento de la generación solar en las redes de distribución impulsó la necesidad de revisar el marco regulatorio existente con el objetivo de determinar las oportunidades de mejora en el mismo para, de esta manera, garantizar la implementación de un proceso de interconexión transparente para el desarrollo de la generación fotovoltaica distribuida. Bajo este contexto y, dentro del marco del Proyecto Transición Energética, se creó en el 2018 la Mesa de Diálogo de Medición Neta.

Esta mesa nace con el objetivo de aumentar el diálogo entre los órganos reguladores, las empresas de distribución y el sector privado, buscando mejorar la coordinación interinstitucional y el marco regulatorio de generación distribuida. Uno de los aspectos más discutidos sobre las regulaciones actuales es el artículo 17 del Reglamento Interconexión Generación Distribuida, el cual evalúa si la penetración FV se encuentra sobre un 15% de la demanda pico anual en un circuito específico.  Fruto de las reuniones realizadas con los miembros de la mesa se llegó al consenso que, para alcanzar soluciones en las cuales todas las partes involucradas estén de acuerdo, se requiere de un estudio técnico que sirva de base para la discusión.  

Este estudio, contratado por el Proyecto Transición Energética, está siendo ejecutado por la consultora alemana de amplia experiencia internacional, Energynautics. Se espera que éste provea soluciones técnicas para el manejo de distintos niveles de penetración fotovoltaica. De igual manera, se esperan recomendaciones técnicas al marco regulatorio con el fin de evitar impactos a las redes de distribución, así como la implementación de mejoras al proceso de interconexión. Por último, se anticipa que este estudio servirá de base para futuras decisiones regulatorias en estos aspectos las cuales podrán ser aplicables a todas las Empresas de Distribución que operan en el territorio dominicano.

Para validar los resultados y recomendaciones del estudio se creó un  comité de revisión compuesto por representantes de las distintas instituciones incumbentes del sector: el Ministerio de Energía y Minas (MEM), la Comisión Nacional de Energía (CNE), la Superintendencia de Electricidad (SIE), la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), y las Empresas de Distribución Estatales (EDEESTE, EDESUR y EDENORTE).